LAS CAUSAS DE LA FRUSTRACION

publicado en: Eclesiastés | 0

Introducción al Libro del Eclesiastés 1

Existieron  cuatro graves problemas en la vida de Salomón

que lo arrastraron a las más dolorosas experiencias:

  1. EXESO DE BIENES MATERIALES. Ecl 2:4 Engrandecí mis obras, edifiqué para mí casas, planté para mí viñas; Ecl 2:5  me hice huertos y jardines, y planté en ellos árboles de todo fruto. Ecl 2:6  Me hice estanques de aguas, para regar de ellos el bosque donde crecían los árboles. Ecl 2:7  Compré siervos y siervas, y tuve siervos nacidos en casa; también tuve posesión grande de vacas y de ovejas, más que todos los que fueron antes de mí en Jerusalén. Ecl 2:8  Me amontoné también plata y oro, y tesoros preciados de reyes y de provincias; me hice de cantores y cantoras, de los deleites de los hijos de los hombres, y de toda clase de instrumentos de música.Ecl 2:9  Y fui engrandecido y aumentado más que todos los que fueron antes de mí en Jerusalén; a más de esto, conservé conmigo mi sabiduría.
  1. EXESO DE CONFIANZA EN SI MISMO. Ecl 2:15 Entonces dije yo en mi corazón: Como sucederá al necio, me sucederá también a mí. ¿Para qué, pues, he trabajado hasta ahora por hacerme más sabio? Y dije en mi corazón, que también esto era vanidad.
  1. PERDIO DE VISTA LA ETERNIDAD. Ecl 3:22  Así, pues, he visto que no hay cosa mejor para el hombre que alegrarse en su trabajo, porque esta es su parte; porque ¿quién lo llevará para que vea lo que ha de ser después de él?
  1. SU AFAN. Ecl 4:8 Está un hombre solo y sin sucesor, que no tiene hijo ni hermano; pero nunca cesa de trabajar, ni sus ojos se sacian de sus riquezas, ni se pregunta: ¿Para quién trabajo yo, y defraudo mi alma del bien? También esto es vanidad, y duro trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.