Egipto, hasta la muerte

publicado en: El Fracaso de Israel, Exhortación | 0

Tema 9

Heb 3:9  Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años.

A mucho pueblo, les interesa recibir los bienes y las bendiciones de las promesas de Dios para sus vidas; pero no muestran ni el más mínimo interés en buscar su VOLUNTAD y esto generalmente es porque la influencia de los ídolos de este mundo es tan fuertes que aunque reciban el bien y la misericordia de Dios todos los días como Israel lo recibió durante cuarenta años, no pudieron dejar de pensar en todas aquellas cosas de su pasado, su pasado fue una terrible atadura durante todo su viaje; y es que siendo realistas Egipto, tiene un gran poder de atracción sobre los hombres.

La influencia que Egipto y sus dioses, tenían sobre toda aquella generación que salió de Egipto de la mano de Moisés,  era tan fuerte que a cada momento el pueblo quería regresar,  como bien se dice: DIOS LOS SACÓ DE EGIPTO, PERO EGIPTO NUNCA SALIO DE SUS CORAZONES; así de difícil es dejar las costumbres del pasado en las cuales estaban atrapados y habituados a vivir; y es aquí donde se puede ver el tremendo poder de la idolatría del corazón de los hombres y  ES tana grave este asunto que al final cuando un pueblo, no entiende hacia dónde va, es entregado a su propia idolatría o prejuicios, ya formados en su corazón, para sus propio mal,  Heb 3:10  A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos. Heb 3:11  Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo. Las generaciones  que salieron de Egipto por mano de Moisés, nunca entendieron, ni conocieron el camino por el cual Dios los llevaba y el único camino que conocían era el que los llevaba de regreso a Egipto.

Es impensable que después de treinta y ocho años en el desierto, todavía hay pueblo que salió de Egipto, que siguen añorando a  su amado Egipto, Núm 20:5  ¿Y por qué nos has hecho subir de Egipto, para traernos a este mal lugar? No es lugar de sementera, de higueras, de viñas ni de granadas; ni aun de agua para beber. Esto manifiesta que solo la muerte los iba a ser olvidar a su añorado Egipto, estos quejistos son los últimos ya que la mayoría de los que salieron de Egipto han muerte atraves de sus rebeliones en todos esto años en el desierto, como bien se les había dicho,  Núm 14:29  En este desierto caerán vuestros cuerpos; todo el número de los que fueron contados de entre vosotros, de veinte años arriba, los cuales han murmurado contra mí. Núm 14:30  Vosotros a la verdad no entraréis en la tierra, por la cual alcé mi mano y juré que os haría habitar en ella; exceptuando a Caleb hijo de Jefone, y a Josué hijo de Nun. Núm 14:31  Pero a vuestros niños, de los cuales dijisteis que serían por presa, yo los introduciré, y ellos conocerán la tierra que vosotros despreciasteis. Núm 14:32  En cuanto a vosotros, vuestros cuerpos caerán en este desierto.

Es por el mismos deseo del corazón del pueblo que en muchos lugares “cristianos” hacen mesclas de las costumbres de Egipto y agregan también costumbres cristianas, pero eso solo manifiesta que haya gente que no quiere dejar las costumbres y la influencia de su idolatría del pasado, pero tampoco quieren “dejar” a Dios.

Por ello es que hay tantas diferencias entre las iglesia evangélicas, es como si dijéramos que hay para todos los gustos, pues muchos son entregados a sus propias ideas torcidas y sin fundamento, ideas humanas, pensamientos y doctrinas de hombre y les encanta y les gusta vivir a la luz de sus ideas preconcebidas y no quieren la luz de Dios que es lo que alumbra el interior y saca la oscuridad de nuestra vida, Prefieren encender su propia “luz”, para hacer sus propio Egipto, Isa 50:11  He aquí que todos vosotros encendéis fuego, y os rodeáis de teas; andad a la luz de vuestro fuego, y de las teas que encendisteis. De mi mano os vendrá esto; en dolor seréis sepultados. Esta es la parte más complicada del asunto, pues somos llamados a apagar nuestras teas humanas preconcebidas ( que son ídolos internos) y dejemos que Dios nos alumbre en nuestro caminar, Isa 50:10  ¿Quién hay entre vosotros que teme a Jehová, y oye la voz de su siervo? El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Jehová, y apóyese en su Dios.

Todos tenemos problemas internos de idolatría en cierta medida, y El evangelio nos lleva obligadamente a luchar contra este tipo de  idolatría, que está bien cimentado en nuestro propio corazón; sino luchamos contra estos ídolos del corazón, nos volveremos a la imagen de ellos, y la ira de Dios viene contra los ídolos de cualquier envergadura, porque el ídolo es simplemente lo que se pone entre Dios y nosotros, nuestros ídolos internos nos separan de Dios, y estos ídolos pueden ser cualquier cosa, un pensamiento, una idea, una mala aptitud, cualquier cosa.

Los ídolos del corazón de Israel fueron finalmente los que los destruyeron, Y también serán los que terminaran frustrando el caminar de muchos, ¿Qué son los hijos desobedientes a su criterio? Porque la ira de Dios vendrá, por causa de la idolatría del corazón de ellos, Col 3:6  cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, Col 3:7  en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.

Desde que llegamos al conocimiento de Dios, para todos nosotros hay un llamado, Col 3:8  Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. Col 3:9  No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, esta es la adoración al “viejo hombre”, la adoración al ídolo del “viejo hombre” se manifiesta atravez de que nadie se deja de nadie y todos queremos ser admirados y respetados en este mundo, todas estas cosas son indicios del ídolo que llevamos dentro.

Consideremos la idolatría del viejo hombre:

Fornicación

Impurezas

Pasiones desordenadas

Malos deseos

Avaricia(amor al dinero)

Ira

Enojo

Malicia

Blasfemia

Palabras deshonestas de vuestra boca

Mentiras

Somos llamados a dejar la idolatría del viejo hombre y vestirnos del nuevo, Col 3:12  Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; Col 3:13  soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros, si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Col 3:14  Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Col 3:15  Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. Dejar la idolatría del viejo hombre significa buscar 11 cosas que nos despojan del ídolo que se formó en “nuestro Egipto”

Santidad

Amor

De entrañable misericordia

De benignidad

De humildad

De mansedumbre

Paciencia.

Perdón

Amor

Paz

Agradecimiento

Vestirnos del nuevo hombre, es la forma de deshacernos de la idolatría del corazón.

NO podemos negar que Vivimos en una generación cargada de ídolos de todo tipo,  de madera, de piedra, TAMBIEN hay ídolos  humanos, (estrellas de la música, del cine, del deporte, etc.) más sin embargo, el llamado es claro, Éxo 20:4  No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. Éxo 20:5  No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres ( y esta maldad es la idolatría que heredamos de ellos), sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen.

El problema de Israel era interno y salió a flote, lo que había en el corazón de este pueblo,  con la idolatría del becerro y como consecuencia la ira del Señor se manifestó: “Y aconteció que cuando él llegó al campamento, y vio el becerro y las danzas, ardió la ira de Moisés, y arrojó las tablas de sus manos, y las quebró al pie del monte. Y tomó el becerro que habían hecho, y lo quemó en el fuego, y lo molió hasta reducirlo a polvo, que esparció sobre las aguas, y lo dio a beber a los hijos de Israel( un simbolismo que de dentro había salido esto)Y los hijos de Leví lo hicieron conforme al dicho de Moisés; y cayeron del pueblo en aquel día como tres mil hombres”, (Éxodo 32:19-20, 28).

La idolatría es uno de los pecados más abominables porque es lo que hay dentro del corazón humano, es una forma de adorarse o mimarse uno mismo, un ídolo pueden ser inclusive cosas no necesariamente malas, pues para muchos su ídolo es su trabajo, para otros su ídolo puede ser su estudio, para otros sus hijos, para otros el sexo, para otros su egoísmo, para otros su elocuencia, etc. Pero sea como sea es seguro que la idolatría debe ser extirpada de nuestro interior, si queremos terminar bien esta carrera, porque el ejemplo esta puesto y es para nosotros, 1Co 10:11  Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.